Página Robots Argentina
[PRINCIPAL] [NOSOTROS] [ACTIVIDAD] [NOTICIAS] [ARTICULOS] [ENLACES] [GALERIA] [CONTACTO]

Dic 2007

Twendy-One, una "robotina" con dedos tiernos

La Universidad Waseda de Japón presentó esta semana a Twendy-One, un robot "mucama" que cuando esté plenamente desarrollado en 2015 será comercializado para atender ancianos y trabajar en oficinas
  

Japón sigue avanzando a pasos agigantados en tecnología robótica. La Universidad Waseda de Japón presentó esta semana a Twendy-One, un robot "mucama" que cuando esté plenamente desarrollado en 2015 será comercializado para atender ancianos y trabajar en oficinas.

Twendy-One, con una cabeza cuya forma se asemeja a la del personaje de la película ET, mide un metro y medio de altura y pesa 111 kilogramos. En la presentación demostró que es capaz de ayudar a una persona a salir de la cama, tomar una rodaja de pan sin aplastarla, servir tostadas y sacar el ketchup de la heladera con sólo recibir una orden verbal.

Este robot japonés de suave terminación plástica de color blanco perlado es capaza de conversar y tiene sensores de presión en las manos, que están construidas con acolchados dedos de silicona, que le dan una textura blanda y flexible.

Presentación

El martes, en su presentación, conversó y ayudó a preparar un desayuno con hábiles manos, en una nueva señal de que las máquinas se están pareciendo aún más a sus creadores humanos.

Twendy-One es la versión del siglo XXI de un robot anterior, Wendy, que por 1998 era capaz de manipular un huevo de gallina sin romperlo, incluso cascarlo y volcarlo en un recipiente de cocina con la misma habilidad del más refinado de los chefs. El nombre de la nueva versión, que en inglés suena casi igual a "twenty one" (veintiuno), además de referirse al nuevo siglo recuerda al robot anterior de la Universidad de Waseda.

Una carecterística remarcable de Twendy-One es que tiene manos con dedos capaces de tomar objetos con suavidad, gracias a una avanzada técnica de sensores de presión y fuerza aplicada, pero posee suficiente potencia como para sostener personas cuando se sientan o paran, porque sus flexibles movimientos responden al tacto humano.

"Es el primer robot en el mundo con semejante integración de sistemas", dice Shigeki Sugano, profesor de ingeniería mecánica en la Universidad Waseda , quien encabezó el proyecto Twendy-One y demostró sus resultados el martes. "Es difícil lograr un balance de fuerza y flexibilidad", agregó.

Los largos brazos y el rostro con forma aplastada lo hacen semejante al personaje extraterrestre de película E.T. El logro de las características de alta tecnología de Twendy-One ha costado cerca de siete años y un presupuesto de varios millones de dólares. Esto incluye, en especial, los 241 sensores de presión en cada mano cubierta de silicona.

Cuando se lo solicitaron, el robot colocó una tostada en un plato y tomó ketchup de una heladera, tras saludar a su paciente en la demostración con unos robóticos "Good morning (buen día)" y "Bon apetit".

Sugano sostuvo que espera desarrollar un robot viable comercialmente que sea capaz de ayudar a los ancianos y quizás trabajar en oficinas para el 2015, con un precio de alrededor de 200.000 dólares.

Por ahora está en desarrollo. Entre otras cosas que requieren mejoras, Twendy-One tiene sólo 15 minutos de vida de batería y su parte trasera está cargada con una computadora con tendencia a recalentarse durante el uso.

Concepto

Hay una gran espectativa en el desarrollo de robots humanoides simbióticos con los humanos que puedan apoyar las actividades diarias y alivien la escasez de mano de obra en las sociedades que envejecen.

Los robots humanoides simbióticos deben tener funciones amigables de comunicación con los humanos, capacidad de aportar asistencia y seguridad a las personas y una diestra habilidad de manipulación.

Sin embargo, la mayor parte de las investigaciones convencionales en robótica se han centrado en aplicaciones de entretenimiento o en una tecnología de robots humanoides bípedos con escasas capacidades de interacción, pero hay pocos estudios sobre el diseño y el control de robots humanoides simbióticos.

Debido al estado muy básico de los desarrollos tecnológicos sobre "seguridad" robótica, "fiabilidad" y "destreza", estas capacidades son muy difíciles de desarrollar.

Diseño

El tamaño y el rango de movimientos de los brazos y manos de Twendy-One fueron diseñados para que sean iguales a los de un mujer adulta promedio. El brazo tiene siete grados de libertad de movimientos, y los cuatro dedos de la mano posee trece grados de libertad de movimientos, lo que le da la capacidad de manipular objetos con destreza.


Como la movilidad es muy importante para el tipo de servicio que se requiere de este robot, se le dio a Twendy-One un mecanismo de movilidad omnidireccional. Este mecanismo le permite al robot adaptarse y seguir con las facilidad fuerzas externas que le aplique un humano, voluntaria o involuntariamente.

El tronco de este robot cuenta con cuatro grados de libertad de movimientos, a fin de que su mano puede alcanzar el suelo para recoger un objeto y para limpiarlo. El aspecto de Twendy está diseñado con el punto de vista de que resulte agradable para los humanos.

Posee una cubierta exterior que cubre el cableado, circuitos y motores, y que también tiene la función de amortiguar los impactos.

Fuente: TwendyOne.com. Aportado por Eduardo J. Carletti Más información:
Sitio de Twendy One en inglés

            

Desarrolladores de Robots: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com
Google
  Web http://robots-argentina.com.ar