Página Robots Argentina
[PRINCIPAL] [NOSOTROS] [ACTIVIDAD] [NOTICIAS] [ARTICULOS] [GALERIA] [CONTACTO]

20/Abr/06

Los androides hacen de todo

El informe más reciente de la World Robotics (una división de la Comisión Económica para las Naciones Unidas), indica que existen 720 mil robots en el mundo y Japón es el país más avanzado en esta tendencia donde existen 277 androides por cada 10 mil personas, seguido de naciones como Alemania y Estados Unidos.

(El Universal) - Los libros de ciencia ficción definían el año 2000 como una fecha en la que los robots ya tendrían el control de gran parte de las actividades humanas. En el libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip Dick, sobre el que se realizó la película Blade Runner, se predecía que en 1990 la cantidad de androides excedería todo lo imaginable y cada persona en la Tierra tendría uno.

Sin embargo, el cambio de siglo ya sucedió y la población de androides es aún reducida.

El informe más reciente de la World Robotics (una división de la Comisión Económica para las Naciones Unidas), indica que existen 720 mil robots en el mundo y Japón es el país más avanzado en esta tendencia donde existen 277 androides por cada 10 mil personas, seguido de naciones como Alemania y Estados Unidos.

Estas cifras reflejan que la robótica tiene auge en países donde el costo de la mano de obra es muy alto. Así, en México, justificar un proyecto de robótica significa entre 27 y 170% más caro que utilizar personal, de acuerdo con Guillermo Aguirre Esponda, director Adjunto de Tenología del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

En el país, sólo existen 200 doctores en ciencias y de ellos sólo una pequeña porción se dedica a la robótica, de acuerdo con Juan Díaz de León Santiago, director del Centro de Investigación en Computación del Instituto Politécnico Nacional.

Modelos a seguir

En la feria anual de tecnología CeBIT (recién efectuada en Hannover, Alemania) nuevos modelos de robots hicieron su aparición para continuar en la conquista del mundo, como lo predicen el cine y la literatura.

Una de las conquistas más importantes fue el programa de Lego Mindstorms NXT. Aunque la mayoría de nosotros crecimos armando casitas o carritos con piezas de plástico cuadradas y redondas, la actual generación de niños hará lo mismo pero creando androides con funciones complejas.

Los autómatas que se pueden crear con este juego tienen capacidad de obedecer comandos de voz, cuentan con software programable, sensor que les permite "ver" y esquivar obstáculos, además de maquinaria para que puedan desplazarse. Para esto integran 32 microprocesadores, comunicación Bluetooth y USB y cuatro sensores.

El juego estará disponible hasta mediados de este año, de acuerdo con la compañía Lego.

Otro robot presentado en Alemania fue OFRO+detect, que tiene la misión de descubrir y combatir presuntos ataques terroristas en los estadios alemanes de cara a la Copa del Mundo 2006, con el propósito de ofrecer mayor seguridad a los espectadores.

Hasta ahora, siempre se ha requerido la presencia humana cuando se trata de detectar sustancias radiactivas o gas tóxico. Esto ya no será necesario si se recurre a este aparato de alta tecnología, que desplaza, sobre cadenas, sus 50 kilos de peso, y puede proteger un terreno de hasta 10 mil kilómetros cuadrados con sensores.

También, transmite imágenes con cámaras térmicas, además de que puede evaluar las condiciones del aire y, en su caso, dar la alarma a una central, informa un reporte de la agencia de noticias DPA.

Competencias nacionales

En México las instituciones educativas son las que dan impulso a la robótica a través de concursos. Entre las principales reuniones de robótica en México está el Concurso Nacional de Minirrobótica que organiza el Tec de Monterrey Campus Querétaro. En la pasada edición concursaron 40 instituciones y 230 robots.

El concurso se dividió en cinco categorías de robots: brazo manipulador, robot móvil, robot de carreras, polo acuático y el robot escalador. Desde la perspectiva del organizador, Rick Swenson, la robótica fundamenta el crecimiento científico e industrial del país, puede generar nuevas empresas y reduce la dependencia internacional, además, que se abre como una oportunidad para los estudiantes para encontrar una oportunidad en el mercado.

Otra de estas competencias es el Concurso de Minirrobótica que se realiza en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), con el objetivo de "que los estudiantes se enteren de los avances tecnológicos del campo a través de conferencias de empresas dedicadas a la mecatrónica, pero también para que las firmas encuentren poco a poco a los jóvenes talentos que el Instituto Politécnico Nacional y otras escuelas forman en el área", de acuerdo con Mario Ponce Flores, coordinador del evento.

Entre las compañías que participaron en la pasada edición estaban AG Electrónica, Mecatronix, Calodisc, Palestra, Siemens, Racom, Siesa, Vittorinox, Hella, Kaph Software & Services, UNAM, Instituto Nacional de Psiquiatría, Racom y Microelectronics.

Luego de la fama los olvidan

En su lanzamiento todos hablaban de QRIO y AIBO, pero ahora son incosteables para Sony.

Uno de los robots más famosos ha sido QRIO, un humanoide que bailaba, cantaba, reconocía órdenes de voz y podía hacer algo, que según los que saben, es muy complicado: ponerse de pie por sí mismo y correr. Su hermano, dado que fueron desarrollados por Sony, era Aibo, un perro que podía obedecer a distintos comandos de su amo.

No obstante, ahora estos dos robots ya están durmiendo, dado que la estrategia de recorte de costos de Sony, la división de robótica que fabricaba ambos androides, fue cancelada, de acuerdo con la agencia Cnet.

QRIO estuvo en México y realizó muchas presentaciones. En una que realizó para los medios de comunicación pudo bailar tai-chi, corrió (a una velocidad de 14 metros por minuto) y platicó. Pero el simpático robot de 60 centímetros de altura y siete kilos de peso resultaba demasiado costoso para la compañía japonesa.

En cuanto al perro Aibo, según Sony se vendieron mas de 150 mil desde que fueron lanzados en 1999 y tenía un costo de más de 20 mil pesos. No obstante luego de su lanzamiento, muchas copias, mas económicas, salieron al mercado.

La última versión de Aibo —podía decir mil palabras (muchas si pensamos que los perros normales no hablan)— obedecía las órdenes de su amo, tomaba fotos con cámaras integradas en sus ojos y reproducía música.

Los pocos perros que quedan se venderán hasta que se acaben los inventarios y no habrá otra nueva producción.

Aportado por Eduardo J. Carletti

Más sobre robots y robótica en ROBOTS, nuestra página especializada

            

Desarrolladores de Robots: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com
Google
  Web http://robots-argentina.com.ar