Logran que catéter robótico ingrese por sí solo al corazón palpitante de cerdo vivo

El sistema de senseo del dispositivo fue inspirado por la forma en que las cucarachas se mueven a lo largo de los túneles.

Operar dentro de un corazón que late es un procedimiento complejo y delicado que requiere cirujanos expertos. El personal médico generalmente utiliza joysticks de control y una combinación de rayos X o ultrasonido para guiar con cuidado los catéteres a través del cuerpo.

Ahora, por primera vez, un catéter robótico ha sido capaz de navegar de forma autónoma dentro de un corazón para ayudar a llevar a cabo un procedimiento particularmente complejo. El dispositivo, que se inspiró en la forma en que ciertos animales aprenden sobre su entorno, se utilizó para ayudar a los cirujanos a cerrar las hemorragias en los corazones de cinco cerdos vivos.

«Las ratas usan bigotes para palpar a lo largo de la pared, los humanos sienten su camino y las cucarachas usan sus antenas», dice Pierre Dupont en la Escuela de Medicina de Harvard, quien dirigió el nuevo estudio publicado en Science Robotics. «Del mismo modo, este dispositivo usa sensores táctiles para elabora dónde está, y dónde ir a continuación, basado en un mapa del corazón «.

El dispositivo tiene 8 mm de ancho, con una cámara y una luz LED en su extremo que funciona como un sensor óptico y táctil combinado. Se usó un algoritmo de aprendizaje automático que se entrenó en alrededor de 2000 imágenes de tejido cardíaco para guiarlo a medida que se movía. El sensor táctil palpa periódicamente el tejido del corazón mientras se mueve, lo que ayuda a saber dónde está y asegurándose de no dañar el tejido.




Durante el experimento, el catéter navegó a la ubicación correcta el 95% del tiempo de los 83 ensayos en cinco cerdos. Esta es una tasa de éxito similar a la de un clínico con experiencia, y el procedimiento no dejó hematomas ni daños en los tejidos, según el equipo de investigación. Una vez en posición, los cirujanos tomaron el control y llevaron a cabo el procedimiento para reparar la hemorragia. Aunque han estado disponibles catéteres robóticos durante algunos años, este es el primero que ha podido encontrar su camino sin ayuda humana.

La idea es que, un día, esa tecnología podría liberar a los cirujanos para concentrarse en otras tareas o ayudar al personal médico menos experimentado a realizar procedimientos más complejos. La tecnología podría ser reutilizada para su uso en humanos dentro de cinco años, dice Dupont.

Artículo original:
Technology Review
Science Robotics



Deja un comentario